motivos para hacerte una ecografía de mamaria

Motivos para hacerte una ecografía de mamaria

La ecografía mamaria es una herramienta de diagnóstico médico que se utiliza para evaluar los pechos y detectar posibles anomalías. Esto no tiene por qué ser siempre malo por lo que si te han mandado a realizarte una no te asustes pues existen varios motivos por los que nos la puede mandar el médico/cirujano… y no siempre es porque tengas cáncer que es lo primero que se viene a la cabeza.

Motivos para hacerte una ecografía mamaria:

Evaluación de anomalías:

Si una mamografía revela una anomalía, como un nódulo o una masa, una ecografía puede ayudar a caracterizar mejor la lesión y determinar si es sólida o llena de líquido, lo que puede tener implicaciones en su naturaleza benigna o maligna.

Evaluación de nódulos:

Si una persona detecta un bulto o nódulo en sus pechos durante la autoexploración o un médico lo palpa durante un examen clínico, una ecografía puede ayudar a determinar la naturaleza del nódulo y si se requiere una biopsia.

Seguimiento de lesiones:

Si se ha identificado una lesión en el pasado y se necesita un seguimiento para evaluar cualquier cambio, una ecografía mamaria puede proporcionar imágenes actualizadas para determinar si hay algún cambio en la lesión con el tiempo y comparar una la mamografía anterior con la nueva:

Evaluación de tejido denso:

Las mujeres jóvenes y aquellas con tejido mamario denso pueden tener que hacerse una ecografía mamaria adicional, ya que en ocasiones el tejido denso puede dificultar la interpretación de las imágenes de mamografía.

Detección en mujeres embarazadas o que dan el pecho:

La ecografía mamaria es una opción segura para evaluar los senos en mujeres embarazadas o lactantes que pueden tener restricciones en el uso de la mamografía u otras técnicas de imagen.

Guía para biopsias:

Si se necesita tomar una muestra de tejido mamario para una biopsia, una ecografía puede ayudar a guiar la aguja hacia la ubicación específica del tejido a biopsiar.

Detección de cáncer de mama:

Obviamente este suele ser el motivo más temido por todas. Aunque la mamografía es la herramienta de detección primaria para el cáncer de mama, en ciertos casos, como en mujeres jóvenes con tejido mamario denso, la ecografía puede ser útil como complemento.

Evaluación para cirugías:

Antes o después de una operación de pecho. En mi caso me sometí a una reducción de pecho y fue una de las pruebas que me hicieron antes de la operación, de esta manera el profesional tiene mucha más información y puede prever lo que se va a encontrar.

¿Duele una ecografía de mamás?

La respuesta es no. Es cierto que es un poco incómoda pues para que se vean bien las imágenes tienen que apretar el pecho o de lo contrario no se verán bien. Sin embargo, no es dolor, es incomodidad. Por cierto, si tienes que someterte a una, no lleves vestido, lo ideal es llevar conjunto de dos piezas para tener que quitarte solo la parte superior o de lo contrario, te tocará quitar todo.

Y tú, ¿Sabías los motivos para hacerte una ecografía de mamaria?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *