mascarillas coreanas son las mejores
Cosmética

¿Por qué las mascarillas coreanas son las mejores?

Desde hace mucho tiempo circula por la red que las mascarillas coreanas son las mejores y lo cierto es que no faltan razones para decir que son de lo mejorcito, pero hoy vamos a ver los motivos reales.

4 Motivos por los que las mascarillas coreanas son las mejores:

1. No nos engañemos, la razón principal por la que todas en algún momento hemos optado por comprar nuestra primera mascarilla de corea es porque son muy divertidas. Podemos encontrarlas en miles de texturas, dibujos, con olores muy sorprendentes y resultados muy buenos.

2. La segunda razón es que además de ser muy divertidas sus precios son sorprendentemente económicos. Como en todos podemos encontrarlas de muchos precios, pero fácilmente podemos encontrar mascarillas de este tipo muy buenas por precio de unos 2€ e incluso si buscamos bien, podemos encontrarlas más económicas.

3. Los resultados, de nada nos serviría si solo fueran divertidas y económicas pues compraríamos una y no volveríamos a repetir más. Sin embargo, cuando pruebas unas repetirás miles de veces ya que, funcionan prácticamente todas a la perfección, eso sí, tenemos que respetar las instrucciones y el tiempo de uso.

4. Los ingredientes, los podemos encontrar de todo tipo, pero normalmente son poco frecuentes verlos en mascarillas españolas, pues las coreanas nos frecen unos resultados casi personalizados.

¿Cómo usar estas mascarillas faciales como un profesional?

Muchas veces ocurre que un producto es bueno, pero no lo usamos correctamente y por ello no funciona como debería, por ello sigue estos pasos cuando uses tu mascarilla coreana y verás cómo los resultados serán de 10.

– Antes de ponerte una mascarilla debes asegurarte de que la piel esté totalmente limpia. Es recomendable que lo hagas con un limpiador o agua micelar que tenga un pH bajo, exfoliar y seguidamente ponernos la mascarilla, de esta manera tu piel estará perfecta para recibir los beneficios de los ingredientes.

– Úsala el tiempo que indican las instrucciones. Si pone 20 minutos es ese tiempo no vale ni menos tiempo ni más, después la vamos a retirar y vamos a darnos un suave masaje con lo que nos queda en el rostro. Esperaremos un ratito más y después lavaremos con agua.

– Con lo que nos ha sobrado de la mascarilla, lo iremos poniendo con cuidado por el cuello ya que, esta zona también es muy delicada y si te pasas la mascarilla con los restos también verás los beneficios.

– Para que nos resulte más cómodo lo ideal es hacernos una coleta y ponernos una banda, cintillo o pinzas para evitar que el cabello se nos venga al rostro.

– Y por último recuerda que si un día te levantas con mala cara por ejemplo la tienes hinchada, no hay nada mejor que meter una mascarilla facial en el frigorífico durante unos minutos, al ponértela verás cómo baja a gran velocidad la inflamación, las rojeces y te sientes mucho mejor.

Siguiendo estos consejos verás cómo quedas encantada con este tipo de mascarillas ya que, no tienen nada que ver con las mascarillas habituales.

Y tú, ¿Has usado alguna vez mascarillas coreanas?

Deja un comentario